Sugus: mates con peques

sugus peques

Estos caramelos masticables, envueltos y de colores, suman un gran atractivo a su uso como material manipulativo. Pueden utilizarse como base de diferentes materiales manipulativos y es un recurso con el que dejar volar la creatividad para construir materiales con los que explicar matemáticas. Algunos ejemplos son:

  • Clasificación, comparación de conjuntos, sucesiones… Todos estos conceptos son fácilmente practicables con estos caramelos, gracias a su forma cuadrada.
  • Regletas: uniéndolos mediante palillos o con celo transparente, se pueden crear regletas de diferentes tamaños para que los alumnos aprendan diferentes aspectos que se engloban dentro del ámbito numérico, como son la cantidad y la enumeración.
  • Estadística: se pueden dar los primeros pasos en estadística, cada alumno elige el sugus que más le gusta y se colocan en fila para terminar comprobando cuál es el caramelo favorito más frecuente, es decir, lo que en matemáticas se llama moda.
  • Volúmenes: los caramelos masticables son además moldeables como la plastilina, de forma que se pueden usar para comenzar a experimentar con el volumen.