Nuestra filosofía

En Divermates pensamos que las matemáticas son una actividad fundamental del día a día de todas las personas, una actividad que va mucho más allá de las operaciones y cálculos numéricos. Los matemáticos siempre decimos que nuestra ciencia se ocupa de identificar patrones en la realidad para poder hacer predicciones y poder resolver problemas, y ¿acaso no es esto algo que hacemos cada día en nuestra vida?

Por ello en Divermates intentamos mostrar a los estudiantes unas matemáticas que son mucho más que números. Unas matemáticas que se mezclan con una gran cantidad de contenidos transversales: historia, biología, arte, astronomía, física, química, música, magia, cristalografía, diseño, informática, criptografía, lógica, tecnología…

Creemos que la mejor forma de aprender es haciendo, y por ello nuestros talleres tienen gran cantidad de actividades manipulativas, donde el estudiante “aprende con las manos”. Además seguimos la premisa de trabajar con ellos heurísticamente, dándoles preguntas y dejando que ellos investiguen las respuestas, que las propongan y que las debatan con sus compañeros, en un diálogo dirigido, para que el conocimiento se construya con un redescubrimiento guiado.

Como añadido, siguiendo la definición de Inteligencias Múltiples de Howard Gardner intentamos que los estudiantes que tienen bien desarrolladas las capacidades lógico-matemáticas se interesen por aplicaciones de éstas que les ayudarán a desarrollar las otras siete, y de forma recíproca, que los estudiantes con especiales habilidades en cada una de las otras siete, encuentren lugares en los que trabajar sus capacidades lógico-matemáticas en un contexto agradable para ellos.

Además prestamos especial atención a las capacidades intrapersonales e interpersonales, lo que se ha dado en llamar inteligencia emocional, buscando siempre el trabajo cooperativo, en grupos heterogéneos en los que los estudiantes se enseñan y ayudan unos a otros. Además reforzamos continuamente la participación y le animamos a que lancen hipótesis aunque les parezcan descabelladas, pues al fin y al cabo así se ha construido la ciencia, a base de ideas totalmente desconcertantes que terminaron por demostrarse ciertas. Y analizamos cuidadosamente los retos para hacerlos alcanzables por los estudiantes de cada nivel, y que no se conviertan en frustrantes.

A todo esto le añadimos el punto de vista del ritmo escénico y teatral, la variedad y el humor, para que la experiencia además sea divertida, consiguiendo talleres en los que la diversión y el aprendizaje están garantizados.