La Alfombra del Rey

Érase una vez un rey que quiso cubrir su reino con una alfombra para sorprender a su hermano, el rey del país vecino, que venía de visita. Encargó a los artesanos reales que construyesen una alfombra que pudiera extenderse y recogerse con rapidez y quería además que quedase claro que aquella era la alfombra del rey. Los artesanos se pusieron manos a la obra y construyeron una alfombra con las condiciones que pidió su majestad. Cuando acabaron, el rey fue a supervisar el trabajo y quedó gratamente sorprendido cuando descubrió que al recogerla, los artesanos habían logrado algo muy curioso…

Ayúdanos a divulgar las matemáticas

Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en linkedin
Compartir en Linkdin
Compartir en pinterest
Compartir en Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.